Los elfos en la mitología nórdica

Los elfos en la mitología nórdica (nórdico antiguo: álfar, singular, álfr) son seres divinos. No se sabe mucho sobre ellos, pero tienen algún tipo de conexión con los Aesir y los Vanir.

Freyr, que es el hermano de Freya, se convirtió en el gobernante de su reino, Alfheim (nórdico antiguo: Álfheimr).

Los elfos han sido descritos como más hermosos que el sol. A veces se les llama elfos de la luz, lo que podría indicar que tienen una tez blanca o una figura espiritual.

Los elfos  en la mitología nórdica son como los Vanir, deidades de la naturaleza y la fertilidad, y tienen el poder de enfermar a los humanos, pero también pueden curarlos con su vasto conocimiento de los poderes mágicos, al igual que un Völva.

Los elfos en la mitología nórdica: Oscuros y de la luz

Snorri Sturluson ha separado a los elfos en dos grupos, los elfos de la luz (nórdico antiguo: ljósalfar) y los elfos oscuros (nórdico antiguo: svartalfar). Sin embargo, esto podría ser un error de concepto y una traducción errónea de la Edda Poética.

Ya que se describe a los elfos oscuros como seres que viven bajo el suelo, lo que podría indicar que, de hecho, son enanos.

El reino de los enanos también se llama Svartalfheim (nórdico antiguo: Svartálfaheimr), lo que debe significar que svartalfar es otro nombre para los enanos.

Al leer las fuentes nórdicas antiguas, los elfos y los enanos parecen estar muy relacionados, y podrían, de hecho, ser lo mismo.

Hay que decir que los elfos y los enanos no deben entenderse tal y como se representan en el universo de J.R.R Tolkien, donde son especies muy diferentes. En mi opinión personal, no son lo mismo, pero están muy relacionados.

Los elfos eran adorados en Escandinavia durante y antes de la Era Vikinga. El ritual más importante de los elfos tenía lugar al final del otoño, y se llamaba y sigue llamándose Álfablót (El sacrificio de los elfos).

Este ritual se sigue celebrando en muchas comunidades Ásatrú de toda Escandinavia y de partes de Norteamérica.

freya

Deja un comentario